""
Bienvenido al blog de Celia Seguí
RSS

lunes, 22 de febrero de 2016

Un hombre de palabra ( Relatos Humor / Drama)





Un hombre  lee el periódico sentado en un banco del parque. Otro hombre de aspecto desaliñado se sienta a su lado.

Desaliñado —¿Le molesta si me siento?
Lector —(sonriendo)  El banco es de todos.
Desaliñado — El país también y mire, ya no nos dejan vivir.
Lector —Así  es.
Desaliñado —Por eso le pido permiso. Porque yo ya no sé…
Lector —Pero hombre, el banco no es mío.
Desaliñado —Mío tampoco. En realidad yo no tengo nada. 
Lector —Lo siento.
Desaliñado —¿Lo dice de verdad?
Lector —¿El qué?
Desaliñado —Que lo siente.
Lector —(confuso)… Pues sí.
Desaliñado —Gracias. Me ha salvado usted.
Lector —¿Yo?
Desaliñado —Sí, usted. Es una gran persona. No es fácil encontrar gente que siente lo que les pasa a otros de corazón.
Lector —Hombre…
Desaliñado —No me gusta ver a las personas sufrir, ¿sabe? No tiene que sentirlo por mí.
Lector —Pero es que se le ve a usted tan … ¿No tiene familia?
Desaliñado —No.
Lector —¿Trabajo, un techo bajo el que vivir?
Desaliñado —Tampoco.
Lector —No sabe cómo lo siento.  El mundo es injusto.
Desaliñado —¿Y quién cree usted que lo hace así?
Lector —Pues está claro, ¿no? Nosotros, las personas.
Desaliñado —¿Y cómo cree que podríamos cambiarlo?
Lector —Pues no permitiendo que haya gente sin techo y sola como usted.
Desaliñado —¿Si estuviera en sus manos lo permitiría? 
Lector —Por supuesto que no.
Desaliñado —Es usted un ángel, no sabe cómo se lo agradezco.
Lector —¿Agradecerme qué? Pero si yo no he hecho nada…
Desaliñado —Sí que ha hecho. Ha dicho que no lo permitirá. Ya no estaré más solo, por fin.
Lector — ¿Cómo dice?
Desaliñado —Que ahora le tengo a usted.
Lector —Oiga yo…  Tengo que marcharme.
Desaliñado —No se vaya, ¿es que va  a abandonarme como todos los demás?  Usted  mismo ha dicho que es injusto. 
Lector —¡Yo he dicho que el mundo es injusto, en general!         
Desaliñado —No puede abandonarme, por Dios. ¿Qué clase de hombre sería si lo hiciera?
Lector —¡Oiga, yo no le abandono! ¡Cuando le encontré ya estaba solo!
Desaliñado —Pero eso era antes, ahora le tengo a usted.
Lector —¡Usted no tiene nada!
Desaliñado —(sacando un pañuelo) No me diga eso , que lloro…
Lector —Ande, no llore, hombre…
Desaliñado —¿Cómo que no? Deme una buena razón para no llorar si estoy solo y sin nada.
Lector —Ummm… , no está solo.
Desaliñado —¿Le tengo a usted?
Lector —Umm, yo… ,  no sé…
Desaliñado — (echándose a llorar) ¡Lo ve!
Lector —Bueno sí, venga, me tiene a mí.
Desaliñado —Es usted un ángel. ¿Vamos a casa pues?
Lector —¿Pero no ha dicho que no tiene nada?
Desaliñado —Eso era antes de conocerle a usted.
Lector —Oiga, eso sí que no,! a mi casa no!
Desaliñado —¿Su casa?? Ha dicho que le tengo a usted, por lo tanto es nuestra casa, ¿no?
Lector —¿Cómo? ¡Pero tendrá  cara!
Desaliñado —No me diga eso que lloro.   Hace tiempo que nadie me dice nada bueno, hágase  cargo, póngase en mi terrible situación. Usted mismo ha reconocido la injusticia y  se ha comprometido a no permitirla. (Llora).
Lector —Por dios, no llore … ¿Qué puedo hacer  yo?
Desaliñado —Ya lo ha hecho. Se ha hecho cargo de este pobre hombre, no como el Estado.
Lector —Oiga pero es que yo no puedo…
Desaliñado —Es usted un hombre de palabra,¿no?
Lector —Eso ni lo dude, señor.
Desaliñado —En ese caso no tiene usted más remedio. (Saca un Iphone del bolsillo de la sucia americana). Lo he grabado todo, si en verdad es  un hombre íntegro no puede dejar de ampararme. Se ha hecho usted cargo de palabra.
(Se pone de pie. El lector le sigue.)
Lector —(Balbuceando), … pero yo no quería decir…
Desaliñado — Ya, pero lo ha dicho.
(Se alejan juntos en dirección a la salida del parque.)

©2016



                                                             

36 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Jajajjaja, que bueno...
Me ha gustado mucho.
Supongo que así encontraste casa y marido eh?, jajajjajajajajjaaaa


Besos desaliñados.

Celia Segui dijo...

Jajajaja, qué mala lecheeee , jajajajaja

Marcos dijo...

No lo suelo hacer pero me has quitado la idea de sentarme en un banco, o si se sienta alguien le gruñiré. Por cierto sabes ya el porque de la table de planchar.

Celia Segui dijo...

No, Marcos, no lo sé pero dicen que si fue un performance callejero, arte callejero, dicen. Me parece lo más probable.

unjubilado dijo...

Los hay pesadicos.
Esto me recuerda un día en Roma, esperando el autobús, viene una señora con no muy buenas pintas y me empieza a hablar en italiano, estábamos 4 personas pero ningun conocíamos el idioma, y solamente se dirigía a mi, algo la entendíamos pero no lo suficiente para contestarla en italiano.
Nos decía algo así que cuanto tiempo llevábamos esperando, que era una vergüenza hacer huelga ese día, que... yo le contestaba algo así como, Io non parlo italiano, non capisco y ella erre que erre, tanto fue la pesadez de la señora que nos fuimos a la parada siguiente, allí nos enteramos que estaban en huelga y que mejor termináramos yendo andando al hotel ya que no se encontraba muy lejos.
Un beso

Mi Álter Ego dijo...

Ay, pobre hombre. En el fondo me da pena pero mejor no lo digo muy alto, que lo mismo se me acopla. Besotes!!!

Marta M. dijo...

Hola. a mucha gente cuando los problemas no les tocan de cerca se lamentan de lo mal que va el mundo. Cuando el problema lo tienen cerca intentan alejarlo lo máximo posible y no involucrarse. Un poco es el ejemplo que leemos en tu maravilloso relato... lamentablemente tan real en estos tiempos. Muy bueno...seguimos en contacto

El collar de Hampstead dijo...

Jajjaja Santa Rita,Rita,Rita,lo que se dice ya no se quita!
; )

Un besazo artista.
No se me actualiza tu blog,he venido por casualidad a ver como iba lo del tendedero y la plancha...

Isa dijo...

Hola Celia. Muy bueno el diálogo.
Cada cual que piense lo que sucedió después.
Muy curioso, me ha encantado leerlo.
Saludos y abrazos

unjubilado dijo...

Este no es un relato de humor y veo que por Viena no os andáis con chiquitas.
La Policía de Viena multa a un hombre con 70 euros por emitir un «eructo muy sonoro»
Besos, no me atrevo ni a estornudar, porsiaca.

lopillas dijo...

Muy bueno. Da mucho que pensar.
Besitos

Tracy dijo...

Un diálogo de risa y también de pena.
A mí has logrado hacerme reflexionar.

AMBAR dijo...

Que mala leche tenía ese galupín, sin trabajo ni casa y con Iphone y todo, era moderno el hombre.
Vale más vicio no dar que vicio quitar, dar su palabra la dio pronto, pero quitarla…
Un abrazo.
Ambar

Rosana Marti dijo...

Muy buen diálogo llevado como siempre con mucha gracias. Hay que tener cuidado con lo que se dice porque después pasa lo que pasa.

Besitos guapa.

R. Montblanc dijo...

No se me actualiza tu blog Celia , me acaba de salir que lo acabas de publicar y veo que ya tienes comentarios desde ayer...uff Muy bueno el dialogo ! Hay q tener cuidado con todo , no solo con la letra pequeña.
Un Abrazo.

Blanca Lafarga dijo...

La vida misma...
Un besico

Macondo dijo...

Eso de ser consecuente con lo que uno dice es complicado a veces.
Muy bueno, Celia.
Besos.

Holden dijo...

Jajajajaja

Esto si llega a aparecer en una peli de los hermanos Marx, me encaja totalmente LOL

Rafa Hernández dijo...

Perdón por mi insolencia y broma; pero no serían los dos maricones, y ninguno de los dos se atrevía proponerle al otro si se daban por el caca. Porque una conversación tan larga, se llega a intimar de tal manera, que como uno sea corto de pellejo, se calza al otro por la vía rápida.

Besos Celia.



Aitana Alamán dijo...

Jajaja un diálogo muy gracioso!
Espero tu opinión en mi último post, besitos!

Celia Segui dijo...

Jajajaja, vaya tela Rafa, jajajaja.
Gracias a todos, guapos :)

Eme dijo...

Buenísimo Celia!. La verdad es que me he quedado un poco como extraña, aún no se si me da más pena el caradura con iphone y sin casa o el pobre desgraciado lector.
Me ha encantado por lo original del planteamiento y el recurso de diálogo que has elegido para narrarlo. Geniales.
Un besazo.

Salamandra dijo...

jajaja EL PODER DEL VERBO. Si es que a veces más vale quedarse calladito...

Es para pensárselo, desde luego. ¿Quién tiene la valentía de reconocer que su pena acaba justo donde empieza su comodidad?

Marta B dijo...

que gracioso!! muy bueno y muy real, por desgracia!!

un besito guapa!

Piruli dijo...

Muy revelador lo del Iphone...
Si es que muchas veces hay que saber que los que no tienen nada por qué no lo tienen...
Besos

Jo dijo...

menuda facha y master en la manipulación... jajajaja

las apariencias a vces creo que engañan subestimamos y quizá hasta olvidamos que las personas tienen sus bemoles y sus cosas. este ha sido muy listo

palomamzs dijo...

Muy ingenioso, Celia. Está claro que todos estamos dispuestos a ayudar en genérico, a la humanidad a lo grande, pero de uno en uno y en nuestra propia casa...eso ya nos echa para atrás. De todas formas el del banco era un pco plasta. Es un diálogo divertido pero también hace pensar.

Marigem Saldelapuro dijo...

Jajajaj, te iba a decir exactamente lo que ha dicho Holden, que encaja totalmente en una peli de los hermanos Marx.
Un besito y me ha encantado.

Edda Diaz dijo...

felicitaciones, muy buen manejo del dialogo!

Enrique Tarragó Freixes dijo...

Un buen símil, Celia. Parece una guasa ... no lo es.
Me ha gustado ... quizás lo que ya a nadie le importe es lo que les pasara o pasase a continuación.
Un abrazo, amiga.

MaRía [PieL] dijo...

Desaliñado y un poco cara dura no?

con un que?

jajaja


ay es que hay dramas y gente dramática ¡¡ y gente con más cuento que viven de ángeles?

pero te aviso : que no se me siente nadie a mi lado en un banco jajajaaaaaaaaaaaa que salgo por patas :P

un beso enorme ¡

maria francisca belmonte mondejar dijo...

Entre todos la mataron y ella sola se murio..., yo hablo en primera persona, este relato podía haber sido conmigo, y me habria pasado igual que al lector, mucha pena pero cuando invaden mi espacio ya no soy tan solidaria, me doy cuenta de lo hipócrita que soy.
Un beso guapa.

lavelablanca dijo...

Tiene bastante miga el diálogo que has montado.

Y esa salida del parque, lugar público en el que puede suceder la solidaridad.

¿Quién es el que más gana?

Abrazos.

Mirian Cartagena dijo...

Vaya enredo, vaya muy inteligente para manipular el desaliñado y el lector cayó.
Saludos.

MI PADRE ES GUAPO Y MI MADRE ES LISTA - Blog para Padres Inquietos dijo...

Jajaja, esto es en toda regla un diálogo para besugos. Me encanta!

Hola, me llamo Julio David dijo...

Dan ganas de sentir pena por el vagabundo, pero no en exceso, que después me cobra sentimientos y tendré que arreglarle la vida. No he solucionado la mía, menos puedo hacerme cargo de una ajena!

En situaciones así, es fácil sentirse culpable. Esto es pura teoría, y ya me siento un poco mal! Aahh!

Publicar un comentario en la entrada